Finanzas para el estudiante

May 31, 2019

“Invertir en educación es apostar por un futuro más prometedor”

 

Si hemos decidido emprender un estudio de posgrado, ya sea en México o en el extranjero, es necesario considerar ciertos aspectos sobre cómo cubrir los gastos que surjan. Roberto Taboada, de kubo.financiero, nos comparte algunos consejos para llevar unas buenas finanzas personales mientras estudiamos

 

 

 

Gastar en educación es una inversión, por lo que no deberíamos verlo como una afectación a nuestras finanzas, explica Roberto Taboada, director de Procesos en kubo.financiero, y agrega que es necesario reconceptualizar las ideas que tenemos sobre invertir en una licenciatura o un posgrado.

 

 

Roberto cuenta con una maestría por el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (Ipade). Durante el tiempo que desarrolló su posgrado contó con una beca Conacyt, pero señala que existen otras formas de cubrir los gastos de estudios superiores.

 

“Una opción es contar con un ahorro previo para enfrentar tus estudios de maestría, porque existen programas -como en el que yo estuve- en el que no tenía posibilidad de trabajar, porque son de tiempo completo, y tienes que encontrar una manera de gestionar tu recurso del día a día”.

 

También existen organismos como el Conacyt o el Banco de México que han desarrollado programas de apoyo a estudiantes, en donde se les ofrece una beca para mantener sus gastos ordinarios mientras estudian. Los apoyos existen, sólo hay que investigar cuáles son.

 

“Tal vez lo más complicado es creer que es posible que puedas obtener apoyo financiero para tus estudios, pero hay dinero para este tipo de programas. Afortunadamente en México hay instituciones muy sólidas que dan este tipo de apoyos. La misma SEP ofrece becas, por ejemplo. O hay muchas organizaciones del sector civil que ofrecen apoyos”.

 

Roberto expresa que cualquiera que sea nuestra opción, mientras estudiemos hay que mantener mucho orden en nuestros gastos.

 

“Hay que ser muy disciplinado y reconocer cuáles son tus alcances reales. En mi caso particular tenía mi único ingreso -la beca del Conacyt- y un presupuesto muy limitado. La clave está en saber cuánto puedes pagar y no salirte de ese presupuesto. Y si eso significa tomarte una cerveza en lugar de tres, hay que asumirlo como parte del sacrificio de tu inversión… hasta resulta mejor para la salud y para concentrarte en tus estudios”.

 

Roberto indica que, como en toda inversión, existen riesgos, por ejemplo, el que se presenten dificultades para conseguir empleo una vez que obtengamos nuestro grado, pero finalmente hay que ver los estudios como una inversión a largo plazo.

 

“Si las circunstancias laborales no se alinean al graduarte, llegará el momento en que puedas capitalizar todos tus conocimientos, y a lo mejor te tomará un poquito más de tiempo, pero la apuesta a tu desarrollo personal y profesional siempre es certera y correcta; apostar por tu educación es apostar por un futuro más prometedor para tu vida personal y profesional”.

Share
Share
Share
Please reload

Entradas destacadas

Kakebo, el método japonés del ahorro

January 5, 2020

1/6
Please reload

Entradas recientes

December 23, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags