Seis hábitos financieros que te cambian la vida

June 14, 2019

"Si tus ingresos se destinan a pagar tus deudas, será muy complicado consolidar una libertad financiera"

 

Conoce estas sencillas prácticas que nos comparten Francisco Eguiza y Jimena Camino, y que pueden cambiar totalmente tu perspectiva del dinero y así tener una mejor noción de tus finanzas

 

Desde su experiencia, Jimena Camino y Francisco Eguiza comparten una serie e consejos prácticos que te brindarán resultados claros en tus finanzas personales.

 

1. No hay hábito financiero real sin presupuesto. Contar con un presupuesto nos permitirá tener más control de nuestro dinero y reducir gastos que no necesitamos.

 

Plantea un esquema donde consideres un monto determinado para un periodo de tiempo. Por ejemplo, $500 pesos a la semana, en 5 días hábiles, los distribuyes a $100 cada día.

 

“Si ya sé que los jueves voy a cenar, recorto lo de un día para ponerle más al jueves. Supongamos que el lunes tenía esos $50 presupuestados teniendo en cuenta los $150 del jueves, pero el lunes me salió una comida no contemplada que me salió en $75, me gasté $25 de más. Tengo dos opciones, equilibrar esos $25 de más que me gasté en el resto de la semana, para tener los $150 para salir a cenar, o, en todo caso, no salir a cenar. Hay que saber qué tanta flexibilidad podemos tener en nuestro presupuesto”, explica Jimena.

 

2. Procura que tus ingresos sean mayores que tus egresos. Debes gastar menos de lo que recibes, de lo contrario viene una vorágine de deudas y créditos: vivir para pagar la tarjeta. Si tus ingresos se destinan a pagar tus deudas, será muy complicado consolidar una libertad financiera.

 

3. Ahorra. Si tenemos un presupuesto fijo, flexible, establecido, ya sea para la quincena o el mes, podemos destinar cierto porcentaje de este ingreso al ahorro. Pero que este fondo de ahorro no sea resultado de lo que te sobra del presupuesto, sino también contempla un monto de antemano: 15%, 20%, 30%.

 

Esto nos da tranquilidad financiera, ya sea para responder a una emergencia, o no tener presiones económicas que nos lleven a deudas.

 

4. Invierte. Hay una diferencia clara entre ahorrar e invertir. El ahorrar un monto que tendrás disponible ante cualquier eventualidad, pero sin generar rendimientos. Cuando tienes un ahorro en una tarjeta de nómina tu monto se está desvalorizando ante la inflación, para contrarrestar esto puedes invertir a plazo fijo.

 

En una cuenta de plazo fijo, no podrás tocar ese monto durante un lapso determinado, por lo que puedes meter tu ahorro a distintos plazos para que tengas disponibilidad y liquidez y no estés tan ahogado de ingresos.

 

5. Invierte en ti. Contrata un seguro de gastos médicos, seguro de vida, o de gastos funerarios, así, si te ocurre una emergencia no tendrás que echar mano de tus ahorros o incluso evitar endeudarte. Habrá un desembolso fuerte, pero será mucho menor a que si tienes que afrontar un gasto completo de un incidente.

 

6. Piensa en el futuro. Si cuentas con un Afore, no te quedes sólo con eso. Haz aportaciones voluntarias, o ahorra con regularidad en plazos fijos, como Udis, Cetes, o en kubo.financiero.

Share
Share
Share
Please reload

Entradas destacadas

Los cuatro mejores blogs de finanzas personales

November 18, 2019

1/6
Please reload

Entradas recientes